Una relación a revisión.

El arte y su influencia es un tema recurrente entre publicitarios pero para el que habitualmente se reproducen la mismas opiniones esquematizadas. Es una teoría mundialmente aceptada la correlación entre el Art Pop y la publicidad, pero abandonando esta etapa más comercial resulta más arduo identificar su presencia en la pieza publicitaria o en la visión de aquel que la ha planificado. Por ello en este post trataremos cual es la relación entre arte y publicidad.

Toulouse-Lautrec, debería ser el nombre que tendría que venir a nuestra mente si pensamos en grafismo publicitario, por encima del afamado Andy Warhol. Pero el hecho de verlo expuesto en la National Gallery a escasos tabiques de obras de Rubens le hace ser clasificado como una obra clásica, sin pararnos a pensar en que este quizás fuera la primera persona que trabajó el binomio arte-publicidad.

[¿Cuál es la diferencia entre Marketing y Publicidad? ]

No existen obras ni periodos ajenos a su uso publicitario, sólo se distingue el talento del publicitario en adaptar las formas y colores de la obra al mensaje que se quiere transmitir en cuestión. En mi opinión, el uso del arte como inspiración publicitaria podría ser clasificada en dos grupos: la tendencia a la versión y como fuente de recursos visuales.

El cuento de las mil y una versiones.

Es fácil pensar en anuncios que han utilizado obras artísticas como boceto de sus anuncios, sobre los que nos gustaría pensar que han sido concebidos como tributos a los artistas.

La mayoría de ellas han sido extraídas de sus lienzos y clonadas en soportes más actuales sin realizar modificación alguna. Esta utilización de la imagen, y no de una similar, tal y como se muestra en el caso de La Lechera, proporciona una imagen cargada de significado a la que el público ya tiene interiorizada. Lo que a priori resultaría más fácil de identificar. Además de asegurar a la marca una cierta asociación al artista en cuestión. Pero cuidado, la imagen escogida debe ser la adecuada como es el caso, asegurándonos de que nuestro público la conoce o le agrada.

Nestle, La Lechera

El banco de recursos infinitos está en los museos.

Thomas Whiteside (2020) Vogue España

Este segundo uso es más sutil y de hecho es posible que pase desapercibido si el espectador no conoce la obra de buena mano. Pero asegura a fotógrafos y directores artísticos una fórmula comprobada. Su influencia se hace constar en las poses de los modelos o la distribución de los objetos que en la imagen. Curiosamente, mientras me encontraba escribiendo este post ojeaba la edición del Vogue España del mes de Marzo y una imagen captó mi atención. En ella aparece la ahora reconocida actriz Ana de Armas en una pose que me resultó conocida de inmediato.

J.Singer Sargent . Madamme X Metropolitan de Nueva York

En ella creo reconocer la influencia del retrato de J. Singer Sargent de Madame Gautreau. En el cuál en contra de los dictados de la época mostró a la joven adinerada en una pose que provocó el rechazo de la sociedad del momento, su destierro de París y la modificación obligada de la obra, borrando el caído tirante por considerarse demasiado provocador. Resultaría evocador pensar que una vez más el tirante se ha deslizado para mostrarnos la sutileza de la sensualidad. Referencias iconográficas que podemos encontrar también en televisión, dando movimiento a formas que creíamos congeladas en el tiempo. En la campaña de Gucci para su perfume Blosson por Dakota Johnson mi ojo encariñado de la pintura ve una referencia a la mujer más famosa que fue retratada en un estanque.

Quizás me equivoque en mi análisis o quizás el autor no sea plenamente consciente del origen de su inspiración pero podemos debatir y salir a la búsqueda de más anuncios artísticos. Deja un comentario si tu como yo, también has creído ver lienzos en revistas de papel.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.